Blogia
Izquierda Socialista de Zamora por la defensa de los Derechos Humanos

La Sanidad Privada

Los mil pacientes sin operar por la huelga de médicos recibirán una nueva cita antes de un mes

Los mil pacientes sin operar por la huelga de médicos recibirán una nueva cita antes de un mes
Aunque la situación en la Atención Especializada de la Sanidad pública de Zamora tardará en normalizarse varios meses, el Sacyl se ha dado un plazo máximo de treinta días para que los pacientes afectados por la huelga de médicos reciban una nueva cita para las consultas, intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas que fue necesario suspender por la huelga de médicos de los dos últimos meses.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Zamora, Alberto Castro, ha garantizado que todos los pacientes a los que no se atendió durante la huelga recibirán en el plazo de un mes la comunicación en la que se indicará la nueva fecha en la que serán atendidos.

Sobre el tiempo que se tardará en atender todas las consultas e intervenciones retrasadas, el Gobierno regional aún no puede precisar los meses en los que se arrastrarán las consultas aplazadas durante la huelga, aunque considera que el plazo de un año que inicialmente dio el sindicato médico convocante de las movilizaciones es excesivo.

El delegado de la Junta ha pedido, en nombre de la Administración, disculpas a los ciudadanos afectados por la huelga.

Alberto Castro no da por buenas las cifras de incidencia de la huelga que ofrece el Sindicato Médico de Zamora, aunque tampoco es capaz de rebatirlas con datos oficiales de la Administración regional. A falta de las cifras que pueda facilitar el Sacyl, el sindicato médico CESM estima que durante el tiempo que se han prolongado las movilizaciones en Zamora se han suspendido más de un millar de intervenciones quirúrgicas, así como 25.537 consultas y 2.368 pruebas complementarias.

Ello pese a que las operaciones de urgencia y las más graves no se suspendieron durante la huelga con el fin de no perjudicar a los enfermos con estado de salud más delicado.

El presidente del sindicato médico CESM de Zamora y portavoz regional de los convocantes de la movilización, Tomás Toranzo, ha precisado que, lejos de exagerar, los datos que han ofrecido sobre la incidencia de huelga pueden quedarse cortos, ya que eso fue lo que ocurrió en León, donde las autoridades regionales también sostenían que habían magnificado las cifras hasta el día que ofrecieron los datos oficiales y se comprobó que la incidencia fue mayor a la estimada por el sindicato médico.

Toranzo se muestra satisfecho con el acuerdo alcanzado con la Consejería de Sanidad que ha dado lugar al fin de la movilización. Ha recordado además que ninguna de las reivindicaciones que planteaban era económica y todas se referían a acuerdos suscritos anteriormente por la Junta que luego no se habían cumplido. La mayor parte de la tabla reivindicativa ha sido aceptada por el Gobierno regional. En concreto, según declara Toranzo, se ha garantizado que el horario de la actividad hospitalaria de los médicos de Sacyl será de 8 a 15 horas, aunque luego algunos médicos puedan prolongar su jornada hasta las diez de la noche para así rentabilizar los equipos. En cualquier caso, los médicos de más de 55 años no estarán obligados a realizar horas extraordinarias. El Sacyl también se compromete a adecuar las plantillas de médicos a las necesidades para que ocurran casos como el servicio de Urgencias, que muchas veces está saturado, según Toranzo.

El responsable del Sindicato Médico de Zamora recuerda además que los objetivos de reducción de listas de espera se van a incumplir como consecuencia de la huelga, que ha incrementado los retrasos en las intervenciones quirúrgicas. Además, critica que durante las movilizaciones el Sacyl haya desviado a algunos pacientes al hospital privado de Zamora, incluso para determinados ingresos para los que ese centro hospitalario no estaba preparado, lo que hizo en algún caso que horas después el paciente debiera regresar al hospital Virgen de la Concha.

Por su parte, el procurador regional socialista de Zamora José Ignacio Martín Benito ha preguntado en las Cortes de Castilla y León por las actuaciones que piensa llevar a cabo la consejería de Sanidad para dar «una pronta solución a los miles de pacientes que han sido las auténticas víctimas de la huelga de médicos».

Daño moral

Martín Benito ha recordado que los pacientes han sido «los grandes damnificados» del conflicto, ya que han tenido que soportar la interrupción de consultas, intervenciones y pruebas diagnósticas, lo que ha causado «grandes trastornos en los pacientes y sus pruebas diagnósticas». Por ello estima que los ciudadanos han sufrido «un daño moral por la angustia» que a muchos le ha causado el ver cómo posponían su caso «sine die». Además de preguntar por los planes de la Administración regional para recuperar la normalidad, Martín Benito se interesa por el número de consultas, intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas suspendidas y por las que se han derivado a la sanidad privada, así como los gastos que ha conllevado este desvío de pacientes a centros hospitalarios de capital privado.
Fuente:
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres